Una Tradición Religiosa en el Pueblo… Domingo de Ramos.

Los niños pasan felices tirando flores por toda las calles donde desfilará montado en una mulita, “Papa Chú”.

Los habitantes del pueblo mojamos las calle y arrojamos veraneras y caracuchas, éstas últimas emperfumando el ambiente, para que eso sea lo que pise “Papa Chú”.

El Domingo de Ramos, el pueblo celebra feliz, ataviado con sus mejores trajes, la entrada reinante de Jesús en Jerusalén, agitando las pencas, las que son bendecidas en la mañana del domingo.

Ah!, y es que no se trata de una celebración cualquiera, allí van las mujeres de lo más elegante, los hombres con sus camisillas y sus sacos, incluso con sus lentes oscuros, y las niñas… las niñas son la sensación de la procesión, todas muy lindas y bien arregladas. De hecho diría que el evento en sí, es un espectáculo, digno de admirar.

Están además los pequeños hebreos y los angelitos que siguen la caminata religiosa. Los hebreos van tirando el manto para alfombrar la calle que pisa la mula, que lleva a Jesús.

Todo esto ocurre después del “Velorio de Jesús”, el cual en realidad se le llama así, porque la gente pasa velando al santo toda la noche anterior a la hermosa procesión.

Con esto iniciamos La Semana Santa en el pueblo, eventos que iremos narrando en uno de nuestros próximos blog.

Los esperamos siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *